Fundas nórdicas

Dale a tu cama una funda nórdica de materiales naturales.

93 resultados

Ver más

Ver menos

Cambiar la decoración de un dormitorio es bastante sencillo: basta con cambiar su funda nórdica. Lisa o estampada, la ropa de cama marca la pauta en tu dormitorio. Nuestras fundas nórdicas están teñidas con materias naturales. De lino o de algodón, se visten con suaves colores o a veces más sostenidos, o incluso con estampados firmados por Floriane Jacques, diseñadora gráfica del Studio de Design Habitat.

La medida de la funda nórdica

Antes de escoger una nueva funda nórdica, deberás asegurarte del tamaño de tu edredón. La funda debe adaptarse perfectamente. Ni demasiado grande ni demasiado pequeña. Has de saber que:
• una cama individual de 90 cm de ancho, requiere un edredón de 140 x 200 cm o de 200 x 200 cm para que caiga más por los lados
• un colchón que mide 140 x 200 cm, es adecuado para un edredón de 200 x 200 cm o de 220 x 240 cm para una mejor caída.
• un colchón queen size de 160 cm de ancho, es compatible con un edredón de 220 x 240 cm o de 240 x 260 cm.
• una cama king size de 180 cm, requiere obligatoriamente de un edredón de 240 x 260 cm.

Calidad del tejido y elección de materiales

La elección del material también es muy importante. Para el verano Habitat te recomienda ropa de cama de gasa de algodón y para el invierno de franela de algodón. La gasa se beneficia de un tejido muy suelto para crear una tela suave y aérea, mientras que la franela de tacto esponjoso, te ofrece un alto poder calorífico y te mantiene abrigado. Si buscas sábanas de calidad, confía en el algodón percal y su denso tejido. Y para los que buscan suavidad ante todo, opta por un conjunto de algodón satinado.
Habitat también te ofrece fundas nórdicas de lino. El lino es un material natural con propiedades termoreguladoras. Las fibras de lino al ser huecas, tienen la particularidad de refrescar en verano y calentar en invierno.

Fundas nórdicas de diseño

Todas nuestras fundas nórdicas tienen un sistema de cierre con botones. Están disponibles en diferentes colores y se pueden combinar fácilmente con fundas de almohada estampadas o de diferentes colores. Ten en cuenta que los colores pasteles son ideales para una decoración Zen, todo serenidad. En cuanto a los colores cálidos, estos refuerzan las energías de la estancia. Haz tu selección y escoge la funda nórdica de tus sueños.